Hasta hace poco, la manera más común para blanquear los dientes era en remojo en una solución de peróxido de hidrógeno o alguna sustancia similar. El procedimiento se podía realizar en casa (usando una solución de peróxido débil) o en el consultorio del dentista (usando una solución fuerte). De cualquier manera, el blanqueamiento dental tomaba solo un par de días o semanas, dependiendo del tratamiento.

A medida que el blanqueamiento dental se hizo más popular, algunos dentistas cosméticos comenzaron a utilizar el láser o luces similares para acelerar la reacción química de la solución de blanqueamiento. El blanqueamiento dental blanquea los dientes más rápido y requiere menos sesiones dentales. A diferencia del blanqueamiento de peróxido, el nuevo blanqueamiento láser no se puede realizar en casa, pues se debe realizar bajo la supervisión de un dentista calificado.

mujer y hombre con dientes blancos

Como funciona el Blanqueamiento Dental con Laser

El láser simplemente levanta las manchas más rápido. Otra ventaja del láser es que se puede blanquear un diente a la vez. Esto es útil cuando un diente es más descolorida que los demas.

5 Pasos básicos para blanquear los dientes con láser:

Si usted decide obtener blanqueamiento dental con láser, tu dentista te recomendará el  procedimiento más adecuado para ti, pero aquí están los pasos básicos del procedimiento:

Examen Dental Inicial.

Se recomienda que las mujeres embarazadas y adolescentes esperen un tiempo antes de realizarse un blanqueamiento dental con láser. Si la decoloración de los dientes es una preocupación significativa, los adolescentes pueden tener sus dientes blanqueados con la supervisión de un dentista.

Durante el examen inicial, el dentista revisará si sus encías han tenido algún movimiento que exponga una cantidad significativa de la raíz del diente. Si es asi, el blanqueamiento sería desigual en algunos dientes, debido a que las raíces de los dientes son más resistentes a la decoloración. El dentista puede ser capaz de ofrecer alternativas a la decoloración.

Tratamiento Previo

El siguiente paso será una limpieza realizada por su dentista. El dentista también se asegurará de que todas las cavidades sean tratadas y se rellenadas, pues de lo contrario la solución de blanqueamiento podría penetrar a través de la cavidad en el interior de su diente.

Medicamentos.

Cualquier forma de blanqueamiento dental puede causar sensibilidad temporal, sobre todo en personas que tienen ya cierta sensibilidad en sus dientes. Por esta razón, tu dentista te puede recetar un medicamento antiinflamatorio antes de la primera sesión de blanqueamiento.

El blanqueamiento

Cuando llegue el momento de comenzar a blanquear los dientes con láser, el dentista te acomodara como si fuera una limpia, en la silla reclinable como de costumbre y utilizará una protección de goma o de plástico para mantener la boca abierta.

Después te aplicarán una barrera sobre las encías para protegerlos de la solución de blanqueamiento. Esta barrera se aplica a menudo como un gel que se endurece y protege los dientes. Cuando las encías están totalmente protegidos, el odontólogo utiliza una jeringa para aplicar un compuesto de blanqueamiento de la parte frontal de los dientes. El dentista utilizará aparato láser parecido a una pluma, la que activará el compuesto. El láser hará un poco de espuma en tus dientes.

Cuando todos los dientes han sido blanqueados por el láser, el dentista dejará el compuesto durante varios minutos, y luego limpiara el compuesto de blanqueamiento usando una pequeña herramienta de vacío. Después repetirá el proceso hasta tres veces, dependiendo el caso del paciente.

Al terminar, el dentista limpiará cuidadosamente los dientes y removerá todos los químicos de los dientes.

Después del blanqueamiento laser:

El proceso de blanqueamiento dental no es permanente. Los dientes pueden volver a opacarse, sobre todo por cigarrillos, bebidas como el café o el té, o algunos alimentos. Posiblemente después tendrás que programar otra sesión de blanqueamiento. El blanqueamiento láser tiene una duración variable desde seis meses hasta varios años, depende de tus hábitos alimenticios.

Después de una sesión de blanqueamiento, es posible que los dientes hayan aumentado la sensibilidad, especialmente en los primeros días. Esto varía según el paciente; Algunos reportan no sentir ningun cambio, cuando otros pacientes lo comparan con ser golpeado por un martillo en los dientes. Tu dentista te puede recetar medicamentos para evitar o reducir la sensibilidad, y por supuesto la sensibilidad desaparecerá después de unos días. También debes de volver con tu dentista si sientes que tus encías tienen un color blanco o sientes dolor constante, estos problemas son poco comunes, pero es importante mencionarlos.

Si tu está listo para un blanqueamiento dental con láser, visita a un dentista en Santiago, Chile. Tu dentista te guiará en estos pasos con más detalle y responderá a cualquier pregunta que puedas tener.